Featured

First blog post

This is the post excerpt.

Advertisements

This is your very first post. Click the Edit link to modify or delete it, or start a new post. If you like, use this post to tell readers why you started this blog and what you plan to do with it.

post

Comienza una nueva aventura…

Ven acompañame a descubrir éste mundo de bellas letras….

Mi Niño…

Te contaré mi sueño Mi niño…

Yo estaba en una lugar raro por decirlo de alguna forma, llevaba puesta una bata o pijama o algo por el estilo, no sé…

Yo en lo particular duermo desnuda no me gusta que nada me estorbe cuando duermo quiero sentirme libre… Ok yo estaba buscando la manera se salir en ese lugar había tres puertas y por intuición me dije solo debo de abrir una de esas puertas…

Yo de alguna manera me sentía rara nerviosa pero con el deseo inmenso de salir de allí… había muchos espejos por todos lados y reflejaban a una mujer de figura divina sus pechos bien definidos duros grandes y sus caderas anchas de muy buenos glúteos, un vientre un poco abultado pero no era muy delgada que digamos un cuerpo con carne pero bien puesta; su rostro yo no lo podía ver: el pelo largo obscuro y rizado le tapaban la cara de alguna forma y siempre que yo me veía en esos espejos; yo solo veía ese reflejo…

Ella vestía muy normal un vestido floreado de tirantes, sandalias nada espectacular que digamos y de alguna manera eso me provocaba un miedo y las ganas de salir de allí. Recuerdo que había un comedor muy grande y la gente comía hablando en todos los idiomas lenguas que yo no conocía y todos estaban en lo suyo comiendo, haz de cuenta como de época medieval no sé, rarísimo mi sueño Mi niño…

Yo rondaba por ese comedor pero al parecer nadie me notaba era como una X, un cero a la izquierda y por más que yo les gritaba para que me dijeran cómo salir de allí nadie me pelaba nadie me hacía caso y eso me puso en una angustia y empecé a dirigirme a las puertas dije alguna de esas puertas me va a sacar de aquí…

Yo sentía un calor apabullante me quería desnudar quitarme la pijama que traía puesta pero no podía…entonces observe que de la puerta Número 1 salieron unos meseros…entonces intuí que esa era la cocina y me dije a mí misma que no habría una salida por allí…

Acto seguido corrí hacia la segunda puerta pero por más intentos no la podía abrir…

Y la tercera puerta estaba subiendo las escaleras y dije no esa no es una salida por obvias razones así que decidí seguir intentando abrir la segunda puerta pero con todos los intentos fallidos y de un momento a otro estaba yo sentada en el piso llorando por no poder salir de allí y por el reflejo de los espejos que me provocaba un miedo horrible…

Y entonces a lo lejos vi como se acerca una silueta y poco a poco se iba acercando hacia a mí… mi corazón empezó a acelerarse muy fuerte y mi cuerpo ardía de calor sensaciones indescifrables pero tan reales que me sentía atrapada y cuando por fin logro distinguir la silueta eras tú…

Sí…si Mi Niño!!! tendiendo me la mano diciéndome todo va estar bien Amor… levantándome y limpiando mis lágrimas y acto seguido yo te abrazo tan fuerte que sentía que te rompía los huesos entonces vino a mi una sensación de paz de tranquilidad me decías

-Que pasa mi niña, por qué lloras

y te contaba todo lo que ya había pasado y de la mujer que veía en el espejo y tú con cara de cosa rara esta está loca!!! me llevaste frente al espejo yo con los ojos cerrados pues no quería ver lo que el espejo reflejaba

Me decías…

-Mira… eres tú observa…

Me ordenabas abrir los ojos…

-Abre los ojos

Y yo los abría y efectivamente la mujer era yo… me miraba y me miraba no podía creerlo que esa mujer fuera yo me decías

-Mira bien, lo hermosa que eres

Me sujetabas el pelo para descubrir mi cara y me empezaste a acariciar frente al espejo diciéndome

-Vete que preciosos pechos tienes mi niña… y los acariciabas los apretabas sin dejar de vernos en el espejo

-Mira bien que hermosas piernas tienes tan ricas que se tocan…mientras tú las tocabas y entonces empezaba yo con mar de sensaciones de verme en el espejo como me toqueteabas tan rico metiste mano por de quisiste urgaste mi cosita y dijiste

-Está cosita rica es mía…he Introducías tus dedos en ella los medias y los sacabas y de vez en vez me los dabas a chupar y así sucesivamente…

Sin aviso alguno bajaste lentamente el cierre del vestido y para mi asombro estaba desnuda, no llevaba bragas, ni sostén…nada totalmente desnuda pero eso tú ya lo sabías lo notaste cuando jugabas con mi cosita
¡¡¡aaaaawww!!! que delicia esas sensaciones que me provocas Mi niño.

Bien… me diste vuelta y nos besamos muy muy largamente mientras apretabas mis nalgas haciéndolas tuyas acariciabas mi espalda y cuando por fin pude coger aire volviste a besarme así tan deliciosamente que sentía que me devorabas….

Bajaste por mi cuello deslizándote con besos tiernos…chupaste, mordiste mis senos cuanto quisiste jugaste un buen rato con ellos y bajaste por mi vientre y lo mordías rico, lo besabas, llegaste a mi vientre y tú estabas ya de rodillas como suplicando que te diera de beber y empezaste a lamer mi cosita muy muy rico despacio chupabas mi clítoris y yo estaba envuelta con tu lengua y entre gemidos ahogados por qué no podía hacer ruido teníamos un mundo de gente a nuestro al rededor pero las sensaciones era indescriptibles tú dedicado a mi vientre con santas lamidas y chupadas que no pude evitarlo y grite jadeando tan fuerte que todos voltearon a vernos…

Entonces te pusiste de pie y les ordenaste

Que se alejaran de una parte de la gran mesa…me cargabas en ese entonces pusiste mis nalgas sobre la mesa me recostaste y seguiste con tu labor tu lengua entraba y salía de mi cosita así tan rico que ya no me importaba si había mucha gente al rededor seguía disfrutando de tu boca en mis labios lamías más y más rápido hasta que me provocaste un orgasmo tan exquisito que todo me temblaba y mi cosita palpitaba muy fuerte… y sin más jadeaste tan fuerte con desesperación… que con suma prisa bajaste tus vaqueros sacaste la playera negra que llevabas y metiste ese enorme miembro tan fuerte que grite y empezaste el embate duro fuerte diciéndome

-Esto es lo que soñaba cogerte duro fuerte…y tus embistes eran muy muy fuertes la mesa se movía a pesar de que era muy muy grande yo gritaba, gemía yo solo quería más de Usted y su rudo embiste…

Me volteaste con el culo hacia arriba y lo volviste a meter sin contemplación alguna, así con la mis rudeza más y más rápido mis piernas se doblaban por la fuerza de tus embistes era exquisito sentirte así…todo el cuerpo dolía pero me gustaba sentirte tan profundo yo solo pedía más que no pararas que siguieras y cuando ya casi estabas apunto de terminar.

Me pusiste de rodillas y acto seguido me diste de beber tan rico que chupe hasta la última gota de ti, lamí todo todito mi niño…me besaste y me dijiste

-Servida está mi niña…todo me temblaba y en ese momento volteó por alguna rara sensación hacia la segunda puerta que se abría solita… y Zas que me despierto…

Húmeda! muy humedad palpitando aaaaawww Mi niño que sueño más exquisito me has regalado…

Pasión y Magia…

La despedida…

Y seguimos en camino rumbo a mi casa y dejo de lado las teorías del universo para seguir disfrutando de mi cita los últimos momentos de ella sintiéndome más viva…más mujer y más amada

Aunque solo haya sido unas horas a lado de un hombre increíblemente estupendo
Él me pregunta
*Y tienes tiempo para un café?
Lo miro extrañada
-cuando! Ahora?
Él se ríe con ese aire de picardía
*Jajajaja jajajaja
Obviamente no
*Ah ok…contesto con cara de susto
Y después se me escapa las carcajadas
-jajajaja jajajajajaja
Y en media hora de camino llegamos a nuestro destino y la verdad son de esos instantes que deseas que se hagan eternos que no acaben nunca por lo bien que te hacen sentir…
Se bajó del auto y abre la puerta del copiloto para ayudarme a salir como todo un caballero y volvió a besarme con esa efusividad que lo caracteriza…Por Dios hasta los rodillas se me doblan de las sensaciones que me provoca
Nos despedimos
-Buenas madrugadas Preciosa
Espero pronto ese café con ansiedad
* Yo también respondí
Y le di un beso tierno y fugaz
y espero a que abriera la puerta de mi casa para poderse ir
Ya en su auto bajo el vidrio de la ventana y me dijo…
-hasta pronto hermosa…guiñandome un ojo tan coqueto él
*Hasta pronto… respondí alzando mi mano …
Arrancó y sin querer se me escapa un suspiro muy profundo de esos que te dejan sin aliento…
Ya en mi habitación preparandome para dormir ( de echo sin poder hacerlo) por todas la emociones que traía a flor de piel por está ” Cita a Ciegas” que me fascinó
Ay sin saber que no quería salir con él…en fin como loca haciéndome mi soliloquio…
Al día siguiente ya en el trabajo sintiendo muy nerviosa quien sabe rayos porque…mirando hacia todos lados por si lo veía pasar
Pero me reprendó a mi misma por qué no es seguro que venga ya que sus ocupaciones son muchas y tiene una ruta que seguir en su trabajo…respiro hondo y me calmo para poder seguir con mis labores.
De repente mi amiga loca se aparece… diciéndome
-Ana…donde estabas a noche
Tú cita te estuvo esperando más de una hora y no llegaste…
*Queeee! Yo con mi cara de asombro
* De qué me hablas Yo salí con él
– No…la cita era con Francisco el de laboratorio
*Upssss pues lo siento….tragando saliva
Y con las preguntas en mi cabeza
¿Como se enteró que tenía una cita?
¿Cómo diablos le hizo?
¿Cómo se atrevió a verme la cara de estúpida?
¡Ay pero como lo disfruté!
-y puedo saber ¿con quién te fuiste entonces?
Yo con la rabia, la emoción por la sorpresa no sabía si alegrarme o enojarme
*Pues Con Alberto el visitador médico… Él fue el que me abordo cuando salía del hospital
-El? Pues amiga no está mal
Pero que mal plan por Francisco
*Pues tú en parte tienes la culpa
Por no decirme de quien se trataba
Y la verdad es que la pase de lo más lindo que no te imaginas…
Aunque ahora que lo preguntas
No sé cómo rayos se enteró de la cita
– pues ni idea amiga
*A pero ahora que lo vea…me va a oir…juro que lo va hacer
– pues ni cómo ayudarte amiga
*Lo sé…vamos a seguir trabajando ya luego con más calma platicaremos
Sumida en mis pensamientos de todo lo que acaba de suceder mi cabeza daba mil vueltas
No sabía si lo veía como iba yo a reaccionar
Si cachetearlo ó besarlo
Pero eso no lo sabré hasta nuestro próximo encuenTro
Y seguimos en camino rumbo a mi casa y dejo de lado las teorías del universo para seguir disfrutando de mi cita los últimos momentos de ella sintiéndome más viva…más mujer y más amada
Aunque solo haya sido unas horas a lado de un hombre increíblemente estupendo
Él me pregunta
*Y tienes tiempo para un café?
Lo miro extrañada
-cuando! Ahora?
Él se ríe con ese aire de picardía
*Jajajaja jajajaja
Obviamente no
*Ah ok…contesto con cara de susto
Y después se me escapa las carcajadas
-jajajaja jajajajajaja
Y en media hora de camino llegamos a nuestro destino y la verdad son de esos instantes que deseas que se hagan eternos que no acaben nunca por lo bien que te hacen sentir…
Se bajó del auto y abre la puerta del copiloto para ayudarme a salir como todo un caballero y volvió a besarme con esa efusividad que lo caracteriza…Por Dios hasta los rodillas se me doblan de las sensaciones que me provoca
Nos despedimos
-Buenas madrugadas Preciosa
Espero pronto ese café con ansiedad
* Yo también respondí
Y le di un beso tierno y fugaz
y espero a que abriera la puerta de mi casa para poderse ir
Ya en su auto bajo el vidrio de la ventana y me dijo…
-hasta pronto hermosa…guiñandome un ojo tan coqueto él
*Hasta pronto… respondí alzando mi mano …
Arrancó y sin querer se me escapa un suspiro muy profundo de esos que te dejan sin aliento…
Ya en mi habitación preparandome para dormir ( de echo sin poder hacerlo) por todas la emociones que traía a flor de piel por está ” Cita a Ciegas” que me fascinó
Ay sin saber que no quería salir con él…en fin como loca haciéndome mi soliloquio…
Al día siguiente ya en el trabajo sintiendo muy nerviosa quien sabe rayos porque…mirando hacia todos lados por si lo veía pasar
Pero me reprendó a mi misma por qué no es seguro que venga ya que sus ocupaciones son muchas y tiene una ruta que seguir en su trabajo…respiro hondo y me calmo para poder seguir con mis labores.
De repente mi amiga loca se aparece… diciéndome
-Ana…donde estabas a noche
Tú cita te estuvo esperando más de una hora y no llegaste…
*Queeee! Yo con mi cara de asombro
* De qué me hablas Yo salí con él
– No…la cita era con Francisco el de laboratorio
*Upssss pues lo siento….tragando saliva
Y con las preguntas en mi cabeza
¿Como se enteró que tenía una cita?
¿Cómo diablos le hizo?
¿Cómo se atrevió a verme la cara de estúpida?
¡Ay pero como lo disfruté!
-y puedo saber ¿con quién te fuiste entonces?
Yo con la rabia, la emoción por la sorpresa no sabía si alegrarme o enojarme
*Pues Con Alberto el visitador médico… Él fue el que me abordo cuando salía del hospital
-El? Pues amiga no está mal
Pero que mal plan por Francisco
*Pues tú en parte tienes la culpa
Por no decirme de quien se trataba
Y la verdad es que la pase de lo más lindo que no te imaginas…
Aunque ahora que lo preguntas
No sé cómo rayos se enteró de la cita
– pues ni idea amiga
*A pero ahora que lo vea…me va a oir…juro que lo va hacer
– pues ni cómo ayudarte amiga
*Lo sé…vamos a seguir trabajando ya luego con más calma platicaremos
Sumida en mis pensamientos de todo lo que acaba de suceder mi cabeza daba mil vueltas
No sabía si lo veía como iba yo a reaccionar
Si cachetearlo ó besarlo
Pero eso no lo sabré hasta nuestro próximo encuentro….
Fin de la historia…

“Cita a ciegas”

La entrega 2

Y entonces heme aquí expuesta sin ningún pudor con el miedo a flor de piel,

muriendo lentamente entre sus labios por esta tortura que me enloquece,
su lengua lasciva y experta sabe hacer muy bien su trabajo,
sabe lamer el punto exacto donde estallan las emociones de mi cuerpo que se retuerce de excitación
Él muerde, chupa y lame mi clítoris con un delicia que es imposible no gemir,
siento como me devora sin piedad alguna

Siento como introduce sus dedos ágiles y experimentes que van elevando
sus movimientos hasta hacerme tormenta entre sus manos
en una eyaculación explosiva, un intenso orgasmo y todo mi cuerpo tiembla
y se eriza de una manera inaudita desembocando un grito de placer y un remolino de sensaciones
Jamás había sentido esa magnitud de emoción…

Entre todas las sensaciones alcanzo escuchar su voz diciéndome
“exquisita Ana…tan dulce y entregada” ,
yo solo gemía no podía coordinar la cabeza con el cuerpo…
sentí como me sujeto de las piernas y me dio vuelta hasta que mi cabeza colgaba de la cama…

Me dijo “Es tu turno, quiero disfrutar de tus labios” yo aturdida
y excitada en demasía asentí con la cabeza…engullía con vehemencia
su miembro entre los labios
Él solo lo metía y lo sacaba y lo hundía hasta el fondo de mi garganta
y lo sacaba al sentir las arcadas que me provocaba tenerlo tan profundamente
y yo sin poderlo sujetar ni sentir la firmeza de su miembro entre mis manos
de vez en vez lo sacaba y posaba sus testículos que yo chupaba con gula
y lamía como mi dulce favorito y así íbamos de un paso a otro sin detenernos
como si en ello se nos fuera la vida chupaba fuerte y sin piedad,
le mordía y podía escuchar su gemir intenso que eso le provocaba
y eso…eso me excitaba aún más…”para” grito “aún quiero disfrutarte” y sacó su falo de mis labios

Dejándome con una sensación de sed impresionante…jadeando y muy muy excitada

Se agachó y me besó con efusividad mientras tocaba mis senos…me volteo
y quitó la funda de mis brazos y me monto sobre él…”Por fin” dije
y Él solo sonrió con una mueca pícara…”Muévete como tú sabes hacerlo hermosa” agrego

Y nos fuimos fundiendo en un trote suave sin prisas gozando toda la extensión de su miembro
dentro de mis entrañas en un retozar tan delicioso que yo quisiese nunca terminará
en ese vaivén de nuestras caderas…me tomo de la cintura y con más fuerza me movía…
con astucia me abrazó y me pego a su cuerpo y me detuvo solo pude sentir sus embistes
con mucho más fuerza y rápidos y los dos gemiamos de las sensaciones que gozabamos
nuestras palabras se volvieron guturales no había ningún silencio en aquella habitación
era música del cuerpo lo que se podía escuchar…la culminación de mi cuerpo fue cuando de rodillas
y expuesta solo para Él destrozo mis entrañas una y otra vez sin darle tregua
a la sensación de sentirlo tan hondamente dentro de mi ser mientras sus dedos
se introdujeron en mi punto más obscuro…y fue ahí el estallido de los dos gritamos al unísono
y vertiéndonos nuestras mieles de nuestro clímax con los cuerpos sudados, temblorosos
y exhaustos…tirados en la cama…beso mi frente y me abrazó…

“Me fascinó mi cita” le dije

“Fue un gran placer hermosa” agrego él..

Abrazados y tumbados en la cama sonreímos y nos besamos con mucha efusividad
y la sangre hervía sin remedio en las venas…de un brinco me pare de la cama…
y le dije “Ya es hora de irnos”
Él se levanto, tomó mis prendas y me comenzó a vestir mientras me decía
“Estás segura de que te quieres ir” era una dulce tentación sus palabras
pero entro la cordura en la cabeza y esto había sido una locura sin dudarlo
pero una hermosa locura…”por supuesto” le dije

“A entonces no ha sido complacida??? Preguntó

“Me encanto sin ninguna duda, solo que tengo que llegar a mi casa”
le aclaré mientras le daba un beso y le guiñaba un ojo

“Ok…coqueta, váyamonos”

Ya vestidos y arreglados salimos…

Ya en el carro rumbo a mi casa Yo aún seguía

con la piel totalmente erizada y la mente en sumergida en su mundo… preguntó
“Cuando te voy a volver a ver” me pregunta

lo miré fijamente y le dije
‘Cuando quieras, ya sabes dónde encontrarme” se acercó y me beso dulcemente
y de nuevo sentí ese choque de electricidad que recorría todo mi cuerpo…
son de esas personas que apenas llegan a tu vida pero… sientes que ya los conoces
desde hace mucho tiempo…que mundo loco…

Es cuando te pones a cuestionar al universo entero y la complejidad que todo eso conlleva…

Quinta parte

Ana Pasión

“Cita a ciegas”

La entrega…

Nos fundimos en ese beso que no queríamos ninguno de los dos que terminará, esos momentos donde un choque de electricidad recorría mi cuerpo entero…los dos temblabamos yo podía sentir su temblor y eso me excitaba aún más, las rodillas se me doblaban, él me sostenía como queriendo no soltarme nunca, tan aferrado a mi cintura como yo a su cuello.

Al fin pudimos tomarnos un respiro, sin decir ninguna palabra abrió la puerta del carro para subirme…Ya sentada en el carro sentía que los colores brotaban en mi cara de pena, de excitación por el instante vivido

No lo sé, eran muchas emociones encontradas…

Subió al carro, me mira con esa sonrisa que me cautiva sin remedio, desliza su mano sobre mi rodilla y por alguna razón no la retiro como normalmente lo haría y me pregunta…

-A donde vamos??

Coqueta lo miro y le respondo

Con voz temblorosa

*Si me preguntas es que no sabes lo que quieres

-No,yo se perfectamente lo que deseo…a ti

Tragué saliva, solo oír esas palabras y mi corazón se aceleró a mil por hora, mi respiración agitaba mi senos

*Vamos a donde desees

Acto seguido arrancó el carro y sin saber el rumbo me dirigía sin duda a la boca del lobo

El seguía acariciando mi pierna, apretándola su temblor era tan evidente que la emoción estaba flor de piel

Después de unos 30 minutos estaciona el carro en un hotel

Se acerca para besarme y me pregunta

-Estas segura??

*si…respondo

Se baja y abre la puerta del carro, me da la mano para bajar…tan caballero

Me toma de la cintura y nos dirigimos hacia el lobby del hotel..

Me dijo

-espérame aquí

*claro respondo sin dudar

Se acerca a la recepción…mientras él hacia eso yo miraba alrededor y pensaba como había podido despertar tanto en solo unas horas

Se acerca…

-vamonos…me toma de la mano nos dirigimos al elevador, aprieta el botón del 5 piso se abren las puertas, nos dirigimos a la habitación 507 abrió la puerta….ya estando dentro de la habitación

Me dijo

-ponte cómoda

*por supuesto

En unos instantes llamaron a la puerta y yo estupefacta lo miré como preguntando quien puede ser..

Abrió la puerta, era el mozo que nos traía una botella de vino tinto y las copas

Despidió al mozo y acto seguido descorchó la botella, sirvió un poco en las copas…

Puso una copa en mi mano, acto seguido dijo …

-Brindemos por este instante que jamás volverá a ser igual…Salud

* Salud… respondí el sabor era un poco mas amargo del que bebimos en el restaurante pero agradable…

Dejamos las copas

Me sujetó nuevamente por la cintura, comenzamos a besarnos como dos fieras en celo que solo se tenían una a la otra, empezó a desnudarme prenda por prenda entre beso y beso, cuando me tenía solo en bragas…
Se detiene para observarme sigiloso, ansioso… Yo temblaba de la excitación a la cual me había llevado, lo miré pensando que haría conmigo

Se acerco a la cama, retiró una funda de las almohadas y me ordenó,

-volteate

En acto obedecí, metió ambos brazos en la funda me volteó hacia él, me volvió a besar apasionadamente, pues era así como lo sentía.
Quedé tumbada sobre la cama, inmóvil, la funda sujetando mis brazos

Empezó a descender lentamente por mi cuello con besos y mordiscos…que exquisitez las sensaciones provocadas por estar inmóvil, llegó a mis senos los torturó, lamió, chupó, mordió cuanto quiso yo solo podía gemir de la excitación que me provocaba su boca lasciva retorciéndome del placer que sentía, en su descenso hizo una parada en mi ombligo y lo mordió sentí un dolor que me encendía aun más…yo queriendo poder tocarlo mas no podía

Se detuvo en mis caderas su aliento era tan caliente que me provocaba y erizaba la piel,empezó a despojarme de las bragas despacio entre besos y lamidas y una que otra mordida, al llegar a los pies mordió dulcemente cada uno de mis dedos, esa sensación eran como toques eléctricos recorriendo toda mi piel…abrió mis piernas de par en par para dejar libre mi pubis expuesto solo para el….

Cuarta parte

Ana Pasión

“Cita A Ciegas”

“La Cena”

Después de andar unos cuantos pasos entramos al restaurante, la música que se escucha es hermosa… un piano al fondo y un Saxofón ¡buena combinación! eriza la piel al escucharla…

Bueno supongo que son más bien las emociones que traigo a flor de piel…

Él abre la silla para sentarme

*¡Gracias! contesto.

-Un placer, me responde; y un guiño con malicia brota de su rostro, tan coqueto el Sr.

No puedo evitar sonrojar me al instante y eso le provoca risa y menciona

-No es posible que lo que acabo de presenciar (Mientras toma asiento)

*¿qué cosa? respondo (lo miro con rareza)

-Que aún hay mujeres que se sonrojan

*jajajaja bueno es que Usted me tiene muy nerviosa a decir verdad y pues ya se me acabaron los pretextos

-Jajajajaja entiendo, pero no como gente, así que tranquila sólo me gusta devorar muy despacito…

Y yo doy un trago de saliva al instante… Se acerca el mesero, nos da la carta, nos dice “Buenas Noches, mi nombre es César y los voy a tender ésta noche Srita, Caballero… en un rato más vuelvo a tomar su orden, ¿algo de tomar por el momento?”

*Una Copa de vino tinto (y me interrumpe)

-Me deja elegir el vino

*Sorpréndame

Y se direge a César el mesero

-¡Traenos un botella de Santo Tomás Barberá por favor! y en el acto el mesero se retira

*Es un buen vino?

-Es de los mejores

*No soy muy conocedora de vinos, normalmente pido los que ya he probado

-Éste te gustará, ya verás

Y vuelve a guiñarme el ojo, ¡vaya que encanto! pareciera que realmente me coquetea

Llega el mesero y nos sirve el vino, Él lo mueve en la copa y lo huele, yo sólo lo pruebo

*Está exquisito, buena elección

-Es un placer

Se dirige al mesero y pide la cena para los dos

Espaguetti a la boloñesa

Una chuletas de cerdo a la barbecue con puré de papas…

Transcurre la cena en una charla amena entre conflictos de trabajo, viajes y aficiones pero, por más que trato de concentrarme en los temas no puedo evitar ver sus labios; cada articulación de su boca… ¡pon atención al tema! me reprendo.

Después de degustar una exquisita cena seguíamos con quien sabe cuanta plática se nos ocurría, desde los más serios hasta botarnos de la risa; tratando de esquivar la preguntas personales puesto que ya ninguno de los dos quería aunar más ese tema; un hombre de mundo se pudiera decir.

Ya era muy muy tarde y no más no teníamos para cuando salir así que mire el reloj y le dije:

*ya es tarde es hora de irse.

-muy bien, pediré la cuenta respondió.

Levanto su mano y en el acto se acercó el mesero

-la cuenta por favor

¡enseguida caballero! respondió el mesero.

Se me queda mirando y yo esquivando sus miradas tan penetrantes que me pone muy muy nerviosa y no se por qué diablos lo hace, carajos a veces ni yo entiendo y me pregunta

-vives muy lejos

* Algo sí

-Te llevo

*No, gracias pido un taxi

– Insisto Yo te llevo y no acepto un no como respuesta

*Vaya, autoritario

-no, no es eso…sólo que es tarde y no es correcto que te deje ir sola

*No pasa nada, No te preocupes se cuidarme sola

-No, Srita. No esta a discusión

Y yo con mi cara de ¡macho éste que se está creyendo…!

Paga la cuenta y nos salimos del restaurante camino al carro me lleva tomada del talle y por Dios, está muy nervioso; a mí ya se me ha pasado un poco pero el esta aún más nervioso y eso me pone más excitada; diablos que estoy pensando y de pronto se detiene

Me rodea de la cintura y me planta un beso…Aaaawww todo me tiembla en ese beso exquisito el cual correspondía al instante creo que ya ansiaba esa boca toda la cena, no pude evitar imaginarme ese ansiado beso

¡;Es una excitación total! puedo sentir su excitación, nuestros corazones se aceleran y nuestros cuerpos están temblando; ¡que delicia de sensación!

Es como un choque de energías

No podemos evitar seguir y seguir basándonos, es una revolución de sensaciones….

Tercera parte…

Ana Pasión

Cita a ciegas

*En camino

Después de un buen trago de saliva pude articular palabra

Y con cara de interrogativa

-Hola buenas noches, disculpe Usted, nos conocemos???

Mientras en mi mente se vuelcan las imágenes de la mañana recién donde lo había visto de echo intercambiamos algunas palabras “coqueto el Sr.” pero aun desconocido para mí

*Buenas noches Srita. Aún no tenemos el gusto de conocernos, pero si Usted quisiera pues eso tendría solución.

Con una sonrisa de oreja a oreja se me queda mirando, mientras boba yo me sonrojo todita…Disculpeme pero me están esperando y ya voy tarde

*a su cita srita.

-y como sabe que tengo una cita???

*me supongo que la cita es conmigo

Y vuelvo a tragar saliva y yo haciendo soliloquios en mi cabeza qué hago, qué hago, qué digo

-Vaya esto no me lo esperaba

Él muy cortes indica el camino a su auto

*Se que no es la manera correcta de una cita pero fue la única opción que me dejo y tengo mucho interés en conocerla, digamos que Usted para mi es como algo muy interesante que se me antoja descubrir.

-me ha dejado sin palabras Sr. Pero dígame Usted a donde vamos

*Ya lo verá,

Que cara pondría Yo que se sonrió y luego luego añadió

*Es un buen restaurante

-ah ok! exclamé

En el transcurso del camino me mente los sentidos empiezan a traicionar no es posible es un hombre muy… Hombre carajos otra vez hablando sola que voy hacer, que voy a decir y la emergencia se fue al carajo. Suspiro profundo y digo en mis adentros disfruta del momento solo fluye

Mientras él hablaba y me preguntaba que como estuvo mi día yo sólo contestando con monosílabos pues estaba súper nerviosa el hombre aquel me imponía su porte, su elegancia, su forma de hablar bueno yo ya lo había idealizado y aun no lo conocía toda loca yo pero esa voz que tiene tan cálida, no puedo evitar verle los labios el movimiento de cada articulación de su boca se ve exquisita, bueno me reprendo en mis adentros puesto que ya mi mente vuela con todo lo que haría esa deliciosa boca que tiene.

Hemos llegado al sitio indicado muy rustico cálido hogareño diría yo pero muy bello, me abre la puerta del carro para que descienda y me da la mano y que sensación Dios mío Él está temblando también fue como un choque de electricidad que recorría mi cuerpo entero por Dios santo que sensaciones me ha despertado un hormigueo por todo el cuerpo, le observo y le miro los ojos tratando de descubrir sus emociones pero me esquiva la mirada camino a la entrada del restaurante me toma de talle y puedo sentir su temblor y eso me hace sentirme bien…supongo no soy la única nerviosa aquí…respiro profundo

Se me acerca al oído y me susurra

*Espero que ese suspiro haya sido por mi causa

-Que iluso de su parte Sr.

Y se sonríe de una forma pícara….

Segunda Parte
Ana Pasión

Cita a ciegas

La vida es un constante movimiento.
A veces nos encontramos a gente que va formando parte de nuestra vida cotidiana…
Llegando al trabajo corriendo, tarde para variar, enfilandome a empezar mi día laboral y de pronto…
Ahí estaba Él, hombre galante y culto.

Que en varias ocasiones ya le he visto por aquí en el hospital
Un hombre interesante y de mucha madurez un tanto loco, pero a mí me fascinó su personalidad, no sé…
Pero tenía un aire de niño aaawww.
Tímida salude entre dientes y Él se acerco a mi oído y me susurro -no escuché srita.
Me sonrojé en un instante, lo miré a los ojos y le dije -Buenos Días Sr.
Una sonrisa cautivadora brotó de esos labios exquistos -Dios mío que encanto tiene éste hombre…
Pero seguí indiferente a todo aquello que revolucionaba en mi cabeza alocada y seguí mi camino pero Él tiene una mirada fuerte que se siente, y aún de espaldas podía sentir que seguía mirándome y Yo haciéndome la tonta.

Al pasar un rato volvió a abordarme y me preguntó -Srita. el consultorio del Dr. Maldonado podría indicarme cuál es???
Yo no podía articular palabra al ver esos ojos tan bellos y su voz…volvió a preguntarme -Srita. Podría indicarme cuál es el consultorio del Dr. Maldonado -Ah sí disculpe es el 617 torre B.
Se sonrió y dijo -Gracias muy amable! y se dirigió a los acensores, no pude quitarle la mirada de encima hasta que cerro el elevador…

Y es que es uno de esos días que no coordinas nada ni mente ni cuerpo mucho menos entiendes las emociones que traes -digo mundo loco y más loca Yo porque sigo hablando sola, seguiré mis actividades cotidianas…
De repente mi alocada amiga se acerca dando de brincos y muy emocionada y me dice -Ana ya tienes una cita para hoy en la noche y Yo -Qué!!! de qué me hablas, calmate que no entiendo nada, explicate por favor -Te hice una cita con el primo de un amigo y se empieza a carcajear jajajajajajaja y Yo con una cara de que le pasa, hago una mueca de “que chistosita” y me doy la vuelta me detiene del brazo, espera…
-Ya en serio te esperarán a la salida hoy.
*hoy? estás loca! no puedo.
-ándale
*No
-Si, ándale
*A ver dime quién es…
-que sea sorpresa, lo único que te diré es que te va a gustar…
*hay contigo no cabe duda que estás loquita, pero dime como voy a saber quién es???
-Él ya te conoce y te dirá por tu nombre y te esperará a la hora de la salida, tú tranquila y Yo nerviosa.
*jajaja lo dirás por ti.
-Ya me voy hay que trabajar
*Si, tú nada más quitas el tiempo.

Y transcurre el tiempo muy rápido ahsss ya casi es la hora de la salida y yo que no quiero que avance el tiempo rápido, me río de las locuras de aquella…
Ya es hora de la salida y yo no quiero ni salir así que hago más tiempo de lo habitual esperando que la cita aciegas se aburra y se vaya, pero al mal paso darle prisa -Total me invento cualquier emergencia y le corto la cita lo más rápido que pueda, si eso haré.
Me dirigí a la salida nerviosa y angustiada por no saber qué era lo que me esperaba allá afuera…
Caminé despacio al llegar a la puerta del hospital y de repente una voz familiar me llama por mi nombre… me volteo y era Él; ese Sr. Tragué saliva al instante…
Capítulo 1

Ana Pasión